viernes, 4 de marzo de 2011

Explicacion e introducion al condicionamiento instrumental

No hay comentarios :
Existen 2 formas de condicionamiento instrumental, la purista, esto es, esperar a que el perro asuma la posición y, marcarla, por ejemplo, el sentado, que además de ser un ejercicio natural, dentro de la casa se da rápida y espontáneamente.
Cuando se sienta, lo marcamos, y ya esta y no a la primera, pero a la tercera, empezara a mostrar ese comportamiento con mas frecuencia, el sistema purista lo recomienda gente, que no entiende el condicionamiento instrumental.
La base del condicionamiento es la inducción, con la inducción se crea una señal, con la cual se condiciona un respuesta, que será recompensada, utilizando una marca instrumental (clicker) para señalar el evento, con la inducción, por medio de un señuelo, controlo, disponiendo, momento y posición.
Por medio de señales y lenguaje corporal, condicionaremos a una respuesta (posición) por cada señal que demos, los comandos de voz, serán asociados a la señal, cuando el perro ejecuta el comando sin señuelo, con la pura señal, es ahí donde asociamos el comando de voz.
Para mí, personalmente, es ideal trabajar al perro dentro de su casa la primer semana, para enseñar conceptos básicos, esto es: Acudir al llamado, sentarse, echarse, quedarse quieto y caminar en junto.
Después de esta semana, salgo a la calle y combino la técnica del poste (enseñarle al perro a que no jale la correa) con comandos básicos, para generalizar lo aprendido y lograr que el perro con las distracciones de la calle, ruido, gente, trafico, etc, se enfoque en mi, sin importar los distractores de la calle, esto se me facilita con el poste, pues después de premiar el revire, tengo enfocado al perro y, es cuando trabajo las señales ya aprendidas.
Los tres pasos principales para el condicionamiento instrumental son: Conceptos (aprender los ejercicios), Generalización (el enfoque y la ejecución de los ejercicios en la calle) y la Liberación (una vez condicionado el perro, ejecute sin marca ni premio de por medio, solo por darnos gusto, cualquiera de los comandos aprendidos que se le mande.)
El condicionamiento instrumental como técnica de adiestramiento, esta al alcance de todos los propietarios de perros y que mejor, que entrenar uno mismo a su perro y todo esto sin tocarlo, regañarlo, ni reprimirlo. Fabuloso, no?

Gracias al amigo Jorge Alzaga Ubeda de  http://estacionanimal.wordpress.com/

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Utiliza la flecha de responder...